Por Lisania Batista 

SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.- A partir del 2019 todo médico que quiera hacer una especialidad debe firmar un contrato en el que se compromete a ejercerla en la zona rural.

Así informó el director de Residencias Médicas, del Ministerio de Salud Pública, Bienvenido Peña, quien dijo que la publicación del concurso de abril próximo va a estipular el lugar donde va a ejercer esa persona cuando finalice su especialidad y será el mismo tiempo que le conllevó hacerla.

La medida es parte de los cambios que se les están haciendo al reglamento de residencias médicas con la finalidad de priorizar las especialidades que necesita el Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS), entre ellas, medicina familiar, emergenciología, cuidados intensivos y geriatría.

Otra modificación que plantean las autoridades es sobre las universidades, para que éstas reconozcan como sus docentes a los profesores de residencias médicas.

“Hasta ahora, eso es uno de los cambios, que no es radical, porque lo que cambia es la forma, en el fondo las plazas de residentes van hacer las mismas, el Ministerio va a mantener el mismo número de plazas, lo que va es a reorientar la inversión, en el sentido de que en estos momentos hay especialidades que están cubiertas y que las mismas sociedades especializadas dicen que están sobrepasados en números. Ahora el número de residentes por esa especialidad va a variar, para garantizar las demandas del SDSS”, dijo Peña.

Hay áreas geográficas donde hacen falta, por eso, las autoridades pretenden que los médicos que hagan esas especialidades se comprometan a trabajar en las áreas geográficas que el país necesita y el Servicio Nacional de Salud (SNS) los necesita.

Para esto necesitan cambiar la parte del estatus, y es lo que ahora discuten las autoridades del Ministerio, el Colegio Médico Dominicano (CMD), el SNS, las sociedades especializadas, las universidades, para que en vez de que sean empleados, sean becarios del Ministerio de lo que llaman también post grado.

“Todo seguirá igual, ahora la remuneración que reciben, en vez de ser por contrato como empleado, será por una beca de estudios y en el documento que firme se compromete a trabajar el mismo tiempo que dure la facilidad en la zona geográfica donde lo necesite el SNS”, comentó.

Recordó Peña que ahora no tienen forma de cómo hacer que la inversión que hacen se aplique al servicio, pues el 95% de los especialistas se quedan en las zonas urbanas de Santiago y la capital, creando sobre abundancia en algunas zonas, mientras hay otras, que no son tan rurales, donde hacen faltas especialistas de diferentes áreas. Entre esos lugares mencionó a Barahona, San Juan de la Maguana y San Francisco de Macorís.

“Eso es un beneficio para los médicos si tomamos en cuenta que al terminar su especialidad tendrán un empleo seguro, mientras ahora no tiene esa garantía, todo lo contrario, el que va a ejercer recién graduado debe disponer de RD$ 3,000,000 ó RD$ 4,000,000, en el sistema privado y en el público es difícil obtener una plaza”, señaló el funcionario.

En ese orden, dijo que están tratando de incluir en el contrato que, además del empleo, el galeno reciba varios incentivos que les permita vivir dignamente de su profesión en una ciudad que no sea Santo Domingo, ni Santiago, las más demandadas.

Es que se les va a exigir que residan en el lugar donde sea nombrado, no como sucede en la actualidad que viven en el Gran Santo Domingo y van una o dos veces a la semana a prestar servicios.

Cada año se ofertan alrededor de 1,000 plazas y concursan hasta 4, 000 médicos.

Las universidades

La dirección de Residencias Médicas estudia también que mejorar la enseñanza que reciben los médicos en formación y para esto están en conversaciones con las distintas universidades que avalan las especialidades para que reconozcan el trabajo de los docentes de los hospitales y mejoren sus condiciones económicas por la docencia hospitalaria que ofrecen.

Peña dijo que buscan la manera de que eso se de sin que aumento la matrícula de los residentes, porque de lo que se trata es de que los profesores sean más eficientes y reciban un pago de las universidades que respaldan.

“Queremos que la universidad que someta un programa de especialidad los cumpla, porque hasta este momento, ha habido poca supervisión de parte de las universidades y nosotros estamos presionando a las universidades para que cumplan¨.

No son manos de obra barata

Otro cambio que se plantea desde la Dirección de Residencias Médicas es que se respete el estatus del residente, para que no se vea como una mano de obra barata, sino como un estudiante de post grado en formación con una labor asistencial vigilada por un médico especialista, porque en muchos casos, los médicos en formación dan consultas y a veces hacen procedimientos solos.

copiado de https://www.diariodesalud.com.do/texto-diario/mostrar/1275689/salud-publica-modificara-reglamento-residencias-medicas.